Blogia
LOS DULCES VERANOS DEL JOVEN CONDE DE CEBALLOS

NOCHE BUENA

Villancicos y panderetas en la casa,

Humea la chimenea hasta las doce,

Lagrimea el espejo por el frío y la nieve,

Y los pastorcillos cantan a las ovejas. 

Cena y discos anticuados en Navidad,

Los abuelos se divierten tanto como los chiquillos,

Abrasa el horno un apetitoso olor,

Salen ya los mayores a la fiesta callejera. 

Villancicos y oraciones en las casas pobres,

Linternas y juegos en las casas de los ricos,

Regocijo y esperanza en el corazón de todos.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres